Diego Hernández Martín

Diego Hernández Martín


En Infantil de Tres, llegué al CEIP Francisca Santos Melián, a mediados del trimestre. En ese momento era muy tímido y estaba muy asustado porque no conocía a nadie, pero con el tiempo me fui haciendo amigo de todos y ellos fueron muy generosos y buenos conmigo.


Les deseo a todos los profesores de este colegio salud y muchos más años de vida para que les enseñen a otros niños lo que yo he aprendido.





MI PASO POR EL COLEGIO


Cuando llegué al colegio me pareció algo inmenso porque era muy diferente a la guardería. Antes de llegar a este colegio, estuve matriculado en el de La Punta del Hidalgo. Mis padres me cambiaron porque un día dejaron la puerta del colegio abierta y yo que quería ir con mi madre me escapé y bueno, la cosa no acabó bien.

Después de eso llegué al CEIP Francisca Santos Melián, a mediados del trimestre. En ese momento era muy tímido y estaba muy asustado porque no conocía a nadie, pero con el tiempo me fui haciendo amigo de todos y ellos fueron muy generosos y buenos conmigo. Esto fue en Infantil de Tres años, mi profesor fue Daniel; él ahora es el Director del colegio. Con él aprendí a escribir, los colores, el abecedario, a hablar, etc…

En Infantil de Cuatro años seguía con Daniel, y me acuerdo de un niño que se llama Rodrigo; siempre llevaba los mismos pantalones que yo y nos reíamos los dos a la vez. Él se fue de este colegio en Infantil de Cinco años.

Infantil de Cinco años fue mi último año de Infantil, porque después me iba a Primero de Primaria. Estando ya en Primero llegamos al parque de los mayores, y me acuerdo que me alboroté porque era mi primer día en ese parque y era una nueva experiencia.

En Primero de Primaria me tocó con una profesora que se llamaba Maite. Cuando acabó ese curso me acuerdo que se fue del colegio una niña que se llama Miriam, que está en el María del Carmen Fernández.

En Segundo de Primaria me tocó con una profesora llamada Luci, fue nuestro primer año con ella y aprendimos mucho. En Tercero de Primaria seguíamos con ella. En ese curso pensaba que el colegio era lo único que había para aprender y luego era ir trabajar.

En Cuarto de Primaria fue nuestro último año con Luci; en el tercer trimestre de ese curso vinieron dos niños llamados Damián y Fabián que no estuvieron el trimestre entero, pero nos lo pasamos bien con ellos.

En Quinto de Primaria cambiamos de profesor y nos dio clase Agustín. Con él aprendimos mucho y nos lo pasamos bien porque a veces hace bromas y nos reímos con ellas.

Y por último, en Sexto de Primaria seguimos con Agustín de tutor. Es nuestro último año en el colegio, y es muy ajetreado por el viaje fin de curso, la orla, las salidas, las excursiones, etc…

Al despedirme de este colegio, yo les deseo a todos los profesores del CEIP Francisca Santos Melián salud y muchos más años de vida para que les enseñen a otros niños lo que yo he aprendido.







No hay comentarios:

Publicar un comentario