Daniela Reyes Ramos


Daniela Reyes Ramos



Cuando era pequeña era muy mala para comer, aunque mis padres me apuntaron en el comedor seguí igual.


Todos mis maestros y maestras han dejado una huella en mi vida muy grata y a nivel de estudios les debo mucho. ¡Mil gracias!




MI PASO POR EL COLEGIO


Cuando llegué por primera vez al colegio estaba muy asustada porque me tenía que separar de mi madre con la que estaba todo el día, pero a la vez estaba contenta porque sabía que iba a hacer muchos amigos.

Y así fue, me llevé muy bien con mis compañeros desde el primer momento. Hice una amiga llamada Lola, pero dejó el colegio cuando acabó el primer curso. Después me hice amiga de Sara, la cual también dejó el colegio.

Cuando pequeña era muy mala para comer, entonces mis papás decidieron apuntarme en el comedor. Recuerdo que íbamos con un babi, el mío era de color rosa. Pero fue inútil porque seguí siendo mala para comer.

Daniel era mi profesor en Infantil. Él era muy bueno así que me sentí cómoda. Nos enseñó mucho, tanto que salimos muy adelantados a Primaria.

Cuando llegamos a Primero nuestra tutora era una maestra llamada Maite. Ella era una profesora muy divertida, aunque recuerdo que fue la primera profesora que me castigó dejándome sin recreo. Ese año se marchó del colegio mi amiga Sara.

En Segundo nuestra tutora era Luci que nos tuvo que poner las pilas para disciplinarnos porque estábamos acostumbrados con Maite a hacerlo todo con juegos. Ella fue nuestra tutora hasta Cuarto y tengo muy buenos recuerdos de ella y alguno malo: el peor era toda la tarea que mandaba, incluso en vacaciones.

En Quinto y Sexto nuestro tutor ha sido Agustín con el que le he cogido un poco más el tranquillo a las mates. Nos ha acompañado al viaje de fin de curso junto con mi maestro preferido: Fran, que nos ha dado Educación Física, Sociales y Naturales desde Segundo de Primaria. Nuestro viaje ha sido fantástico. Nos hemos divertido muchísimo y he hecho cosas que nunca pensé hacer como descensos por un cañón y una ruta en canoa por un río.

Otras maestras que he tenido a lo largo de estos años y a las que les tengo mucho aprecio han sido: Lidia, Alba, Tema, Carmen… junto con ellas todos mis maestros han dejado una huella en mi vida muy grata y a nivel de estudios les debo mucho. ¡Mil gracias!







No hay comentarios:

Publicar un comentario