Claudia Pérez Darias

Claudia Pérez Darias



El primer día no quería ir a clase porque me había tocado un maestro y yo quería una maestra, pero con el tiempo me empezó a gustar mucho el colegio y también el maestro, que siempre nos estaba dando abrazos.


Y ahora que dentro de poco me voy al Instituto, me da pena dejar el Colegio, con tantas experiencias buenas que me ha traído...





MI PASO POR EL COLEGIO


Yo al colegio entré con casi 4 años (porque nací en marzo). En Infantil de Tres años me dio Daniel. El primer día no quería ir a clase porque me había tocado un maestro y yo quería una maestra, pero con el tiempo me empezó a gustar mucho el colegio y también el maestro, que siempre nos estaba dando abrazos.

Con Daniel estuve tres años, con él aprendí un montón de cosas como: leer, escribir, sumar, restar… ¡me encantaba su manera de dar las clases!

En Infantil nos dio clase un maestro de Inglés: era Pepe. Él nos daba “fried lentils” que son lentejas fritas, al final de la clase, después de cantar una canción.

En Primero nos dio Maite, una de mis maestras favoritas, era muy divertida. Con ella en Plástica hacíamos cuadros de pintores y era divertido.

Empezamos a dar Educación Física con Fran y Religión con Lidia. En Educación Física no me gustaba mucho las vueltas que dábamos, pero los juegos que hacíamos eran divertidos. En Religión no tuve ningún problema.

En Segundo nuestra tutora fue Luci, también era divertida y muy buena. Me encantaban las clases con ella, te lo explicaba todo muy bien, de una manera que se te quedaba y no lo olvidabas nunca. Con ella aprendimos las tablas de multiplicar: nos mandaba una tabla y al día siguiente nos la preguntaba salteada. En Inglés había otra maestra que nos hacía un juego: éramos dos grupos y a quienes ganaran el juego les daba las chuches.

En Tercero y Cuarto nuestra tutora también fue Luci y la cosa se volvió más complicada: empezábamos a aprendernos las divisiones por una, dos y tres cifras… la del uno no me costó, pero las demás un poquito.

En Tercero comenzamos con las exposiciones, con Fran. Me encantan los trabajos que hacemos con Fran, él es un maestro muy divertido, gracioso y muy bueno dando clases.

También en Tercero fue cuando vino una maestra nueva llamada Alicia, de Inglés. Con esa maestra en Inglés lo entendíamos todo, me encantaba su forma de dar las clases.

En Cuarto fue como en Tercero, pero los estudios un poco más difíciles, de resto todo igual.

En Quinto nos cambiaron de tutor, fue Agustín, él también es muy bueno dando clases y divertido, lo más que me gusta de él es que nos quiere como si fuésemos sus hijos, siempre quiere lo mejor para nosotros. La cosa en los estudios se fue complicando más pero lo entendía todo muy bien.

En Sexto estaba emocionada porque éramos los más grandes del cole, nuestro tutor seguía siendo Agustín y cada vez le fuimos cogiendo más cariño.

Ya nos hemos ido de viaje de fin de curso y ha sido una experiencia inolvidable, me lo he pasado genial con mis compañeros y mis tutores.

Y ahora que dentro de poco me voy al Instituto, me da pena dejar el Colegio, con tantas experiencias buenas que me ha traído…







No hay comentarios:

Publicar un comentario